[PS3] Far Cry 3

miércoles, 16 de noviembre de 2016
15 de Noviembre de 2016

Quien me conozca o pase a menudo por el foro sabe que los juegos de disparos o shooters no entran dentro de mi catálogo habitual. Los únicos juegos con disparos de los que he hablado de momento son el primer Resident Evil, que no es un shooter, y Red Dead Redemption, que sí lo es, pero está en tercera persona y se coloca más a menudo como sandbox.
Y lo cierto es que no tengo nada en contra del género. La jugabilidad en sí no me llama especialmente, pero suele ser más bien una cuestión de temática. Es la temática que aparece en estos juegos no suele coincidir con mis gustos.
Bueno, ya sabéis que yo no descarto nada, pero una cosa es no descartarlo y otra que me llame.



En este caso vi a buen precio el pack Far Cry 3 + Far Cry 4, de primera mano, y al ver que la temática iba sobre sobrevivir en la jungla y en las montañas (o eso ponía en la caja, al menos), decidí darle una oportunidad.

Lo único que adelanto de momento es que no me arrepiento. Comencemos.

 photo Far Cry 3_zpsjvmslwlp.png

Sin spoilers, como siempre



Far Cry 3 es un FPS con exploración y sigilo desarrollado por Ubisoft y lanzado a finales de noviembre de 2012 para PlayStation 3, XBox 360 y PC
El juego se ambienta en una isla del pacífico, en la que Jason Brody deberá fortalecerse para sobrevivir en la jungla y salvar a sus amigos de los piratas que controlan la isla.
Aunque el juego consta también de una historia multijugador alternativa, no he tenido la suerte de poder probarla, así que no podré tenerla en cuenta.


La historia narra la historia de Jason Brody, cuando él, sus amigos, sus hermanos y su novia realizan unas arriesgadas y alocadas vacaciones en una isla desierta del Pacífico, Rook Island, que desafortunadamente resultó no estar desierta, sino dominada por unos salvajes y temibles piratas liderados por Hoyt.
Tras escapar de milagro de Vaas, uno de los secuaces más locos del tirano, y ver a su hermano Grant morir en sus manos, Jason comenzarán un camino sin marcha atrás hacia lo más salvaje de su propio interior, con el objetivo de rescatar a sus amigos de las brutales garras de Hoyt.

Aunque en su conjunto es una historia bastante simple, está desarrollada de una forma más peculiar de lo que se suele ver en este tipo de juegos. El factor diferencial es una "locura", por decirlo así, presente en varios elementos del juego. Gente colocada, drogadictos flipados, explosiones divertidas (no para los que explotan)... Cosas así decoran el marco de Far Cry 3, especialmente cuando se trata de los personajes. Y posiblemente el mejor punto del marco narrativo de Far Cry 3 son sus personajes.
El protagonista, Jason Brody, tiene su desarrollo desde un adolescente que solo piensa en vacaciones hasta un asesino despiadado (Aunque este desarrollo, como suele ocurrir con los juegos, se intenta más que se logra). Los personajes secundarios son más interesantes. Aunque suelo oír buenísimas opiniones acerca de Vaas Montenegro, secuaz de Hoyt y prácticamente más antagonista que él, pero, aunque curioso, tampoco veo que sea "uno de los mejores villanos de la historia de los videojuegos", declaración que he oído muchísimo.
Por mi parte, me gusta más el personaje de Willia, espía estadounidense infiltrado.


Pero lo que quiero sacar de aquí es que la historia, gracias a los personajes que la decoran, resulta una experiencia positiva, con un aire alocado que le da personalidad, y que se desarrolla de una manera que la hace interesante hasta el final.

Todo esto ocurre en una isla del pacífico que gráficamente es un gusto para la vista. Los gráficos en general son buenos y realistas, como se suele ver en este tipo de juegos, pero es la visión de los paisajes de Rook Island lo que resulta una delicia para la vista. Los acantilados rocosos, las playas cristalinas, las frondosas selvas y las verdes cimas de las montañas, todos encerrando vida salvaje en su interior. Sin embargo, aunque esta vista es bastante impactante, peca de ser repetitiva, y es que en las 3-4 primeras horas de juego ya habremos visto prácticamente toda la variedad de escenarios y de fauna que el juego tiene que ofrecernos. Y eso, sin duda, es un fallo muy grave.



En cuanto a la banda sonora que nos acompaña, el tema principal me gusta bastante, pero el resto de temas son meramente ambientales. La música que acompañará de mejor manera (o de una forma más peculiar, más bien), será la de otros grupos. Aquí tengo el problema de que no conozco para nada este tipo de música, así que no me queda otra que poneros los ejemplos. Tres ejemplos: El primero es el tema principal del juego, el segundo un tema del estilo de... ¿Bob Marley?, que suena a banda sonora para la droga, y el tercero es uno de los otros temas que suenan en la radio:









Estoy quedando fatal hablando sobre la banda sonora del juego, pero qué le voy a hacer. 
No todos los temas son de este tipo cuando se trata de canciones "rescatadas", y de hecho uno de los mejores momentos del juego (en mi opinión) utiliza nada menos que la banda sonora instrumental de una ópera famosa. 
Estos temas consiguen fortalecer el carácter alocado que le da identidad a la obra.

Los efectos de sonido están bien, pero se olvidan bastante pronto. Escuchar pasos cercanos, o peor aún, rugidos, acompañan nuestra exploración en la isla.
En cuanto al doblaje, la calidad del doblaje español es excelente. Todos los personajes tienen voces únicas, pegadizas y carismáticas, y se tiene en plantilla a actores de la talla de Luis Bajo.


Por último, ya solo me queda hablar de la jugabilidad
Lo que tenemos es un FPS con sigilo y exploración. Está de moda el sigilo, parece que si no hay sigilo en un juego no le permiten su venta.
La acción de disparos está muy bien lograda, con una jugabilidad dinámica, gran variedad de armas y bastante libertad a la hora de decidir cómo despachar a los enemigos. Incluso a mí que los FPS no me llaman, las escaramuzas a tiros con los piratas nunca se me dejaron de hacer divertidas. Además de la acción directa, se puede recurrir a los ataques por sorpresa, que pueden funcionar en mitad de la acción (Si pillamos por la espalda a un enemigo, podemos clavarle el cuchillo aunque sepa que estamos cerca), o también podemos realizar algunos movimientos especiales como saltar desde la alturas cuchillo en mano y llevarnos al enemigo con nosotros. Ese tipo de movimientos ayuda a que el juego nunca deje de ser divertido.

Pero además de la acción con tiros hay otras muchas cosas que hacer. La conducción es también recurrente, y el control del vehículo es bastante acertado también, pudiendo usarlo incluso como arma para atropellar al enemigo si así se nos antoja. Además, hay unos cuantos vehículos y el control es diferente pero acertado en todos ellos.


 

Por otro lado, tenemos dos cosas que jugar: Las misiones del modo historia y los extras de Rook Island.
Las misiones del modo historia son variadas y funcionan muy bien a la hora de aprovechar las distintas formas de juego de Far Cry 3. Es cierto que no son muchas, pero son bastante intensas y se combinan bien con la historia que cuentan. Daría sin pensarlo mi punto a favor a estas misiones, que hacen que la historia principal sea intensa, variada y divertida, aunque quizá un poco corta.

En cuanto a los extras que vemos en la isla, son varios: Hay objetos escondidos que reunir, circuitos de carreras para intentar obtener buenos tiempos, puestos enemigos que capturar (utilizando la estrategia que elijamos), partidas de caza, busca y captura de piratas enemigos y misiones de asalto (En las que tenemos que seguir las normas establecidas y tratar de causar estragos). Si no me olvido nada, esos son los extras que hay repartidos por la isla, además de algún minijuego puntual de puntería. Al principio, todos estos extras harán nuestras delicias y disfrutaremos de su variedad, pero a medida que el juego avance irán cayendo en la repetición, y sobre la mitad del juego, gran parte de este tipo de misiones nos parecerán simplemente más de lo mismo, misiones que cumplir de una forma demasiado preestablecida. Eso no quiere decir que dejen de ser divertidas, en absolutas, pero su repetición hace que el impacto inicial se vaya atenuando mucho más de lo que debería.
Esto ocurre con toda la exploración de Rook Island, en general. Tanto en lo visual, como en la jugable, recorrer la isla no nos dará ninguna sorpresa más allá de las primeras horas de juego. Este es, sin lugar a dudas, el mayor error de Far Cry 3.


Pero, al margen de eso, sigue siendo un juego de calidad, intenso, divertido y con un aire peculiar que sabe distanciarse entre el amplio mercado de FPS del que disponemos. Los amantes de los FPS no deben dudar ni un segundo antes de hacerse con Far Cry 3. En cuanto a aquellos más alejados al género, pueden planteárselo, porque es juego muy bien planteado dentro de los FPS.
En general, recomiendo probarlo aun sin ser amante del género, pero si se tiene alguna duda, espero que la lectura de esta entrada haya podido resolverla.

0 comentarios:

Publicar un comentario