Noragami - Temporadas 1 y 2

jueves, 6 de abril de 2017
6 de Abril de 2017

Hoy voy a hablar de una serie que me gustó bastante, aunque no recuerdo cómo llegué a ella.
Se trata de Noragami, y su segunda temporada Noragami Aragoto. Se presagia una tercera temporada pronto, que parece que será la última (Pero quién sabe).
Aunque la vi en japonés, poco después se tradujo y dobló al español por parte de Selecta Visión. Noragami Aragoto, por su parte, será traducida este mismo año.
Y en realidad no tengo mucho más que decir aquí, así que empiezo. La entrada será algo más corta, eso sí, aunque espero contar lo que quiero, ocupe menos o más.

 photo Noragami_zps7bu8gdny.png

Sin spoilers



Noragami es la adaptación al anime del manga de Adachitoka. De momento tiene dos temporadas, llamada la segunda Noragami Aragoto, de unos 13 capítulos cada uno. Cuenta la historia de Yato, un dios menor de la calamidad deseoso de conseguir más fama y riqueza.


Yato es un dios menor de la calamidad que acaba de perder a su única socia y se ha quedado solo de nuevo y sin ningún Tesoro Divino, seguidores de un dios que se transforman en armas, armaduras y otros objetos que les ayudan a combatir, y que fueron seres humanos que murieron y se quedaron en el mundo. Yato tendrá que buscar nuevos aliados y cumplir con las tareas encomendadas para él si quiere ahorrar suficiente dinero para, algún día, tener su tan preciado santuario, que los dioses suelen tener, pero del que él carece.
Su destino cambiará al conocer a Hiyori, una joven que le salva de un atropello, pero que casi muere en el acto, convirtiéndola en un semi-fantasma, un ser que se encuentra entre el mundo humano y el del más allá; y a Yukine, un adolescente fallecido que se convierte en el nuevo Tesoro Divino de Yato.



Pero el camino de Yato está marcado por sus acciones del pasado como dios de la calamidad, y manchado por Nora, su supuesta hermana y un Tesoro Divino errante, que a diferencia de los otros, sirve a diversos amos, lo que se considera una aberración entre los dioses; y por Bishamon, diosa de la guerra que busca venganza contra Yato, a quien culpa de una matanza pasada.

Definir Noragami a partir de esta premisa es bastante complicado, porque es una historia con mucha personalidad. La personalidad de Yato, muy infantil, ocasiona no pocas situaciones marcadas por un tono humorístico, que contrastan con los momentos más serios, a menudo bastante dramáticos. Pero ese contraste no es ni mucho menos negativo, sino que refuerza las dos caras de Yato, como dios menor en busca de dinero haciendo trabajos tales como limpiar los baños, y como un antiguo dios de la calamidad. Ambas caras están juntas pero se van descubriendo a medida que la historia avanza, dando muchísima personalidad al personaje, y convirtiéndolo en un excelente protagonista.
Al igual que él, todos los personajes tienen fuertes motivaciones y un desarrollo muy bien tratado. Hiyori tiene que afrontar el nuevo mundo de dioses y fantasmas que se abre ante sí, pero lo afronta con optimismo a la vez que su relación con Yato, con Yukine y con otros dioses se va reforzando. Yukine comienza atormentado con su pasado y negándose a ser el Tesoro Divino de Yato, siendo este suceso y su desarrollo junto a Yato uno de los aspectos más importantes de la serie, y una relación también muy bien tratada.
En realidad, podemos decir lo mismo de casi todas las relaciones entre personajes. Así que, resumiendo, tenemos muy buenos personajes, con desarrollos excelentes tanto individuales como interpersonales.



En cuanto a la historia en sí, en la primera temporada se basa más en estas relaciones, en mostrar a los personajes y comenzar sus relaciones, especialmente entre Yato y Yukine, que abarca más de la mitad de los episodios. Estas relaciones se aprovechan para avanzar la trama sobre todo en Aragoto, aclarando los misterios del pasado de los dioses y desarrollando múltiples tramas y personajes al mismo tiempo, todo con excelentes resultados.
Lo único que quiero aclarar, ya que estoy hablando de las dos temporadas y de solo una, sin destripar, es que la primera temporada es menos intensa en cuanto a la trama y se centra más en presentar a los personajes y darlos a conocer poco a poco, mientras que la trama real tras Noragami comienza a verse mucho más en la segunda temporada, que con los personajes ya formados de la primera temporada, ofrece un desarrollo más intenso. 
Pero el desarrollo siempre es correcto, y aunque hay varias cosas que contar en pocos capítulos, lo hace siempre de forma interesante, elegante y acertada, desarrollando muy bien personajes y sucesos, y formando una de las historias más originales y bien hiladas que he visto hasta el momento. A falta de ver cómo concluye en la tercera temporada, eso sí.

Con eso ya he comentado lo más importante de Noragami, y solo con esto ya recomiendo encarecidamente verla.
Pero vamos a hablar del resto, por supuesto.

El diseño del mundo también merece ser mencionado. Los diseños de los personajes son sencillos, pero eficaces. Podemos verlo en el propio Yato, nada aparatoso, y cuyo único complemento a una ropa sencilla es un pañuelo del cuello. Hiyori tiene una simple ropa de colegiala con una cola de gato (que no es realmente una cola de gato). El mapa, situado en plena ciudad, sabe tener personalidad propia gracias a la presencia de dioses y de fantasmas (que no he mencionado, pero aparecen recurrentemente en la historia). Los diseños son eficaces y con sus colores destilan personalidad a pesar de ambientarse en bases corrientes como ropa habitual o ciudades modernas.
La animación, por su parte, se luce en las escenas de acción y funciona igualmente bien en el resto. Los efectos de los fantasmas son muy carismáticos y la invocación de Tesoro Divinos, entre otros, tienen su propio estilo. Vamos, que la animación es excelente y carismática.

Por último, ya solo me queda hablar del sonido. En lo que respecta a las voces, mencioné al principio que la vi en japonés aunque ahora ya está en español. Veré pronto la serie de nuevo en español, espero, pero de momento solo puedo decir que el doblaje japonés tiene mucha personalidad y cumple perfectamente. Todos tienen las voces que tienen que tener.
He escuchado un poco el doblaje español, especialmente las voces de Yato, Yukine e Hiyori. La voz original de Yato me gusta un poco más, aunque la española también está muy bien, y en los otros me parecen igual de buenas, al menos en lo que he escuchado.

En cuanto a la banda sonora, si hay una palabra que la defina es original. No sé muy bien cómo definir siquiera el estilo musical que sigue, así que os pongo un par de ejemplos de temas recurrentes. El oído definirá mejor cómo es el estilo de la serie mejor que yo:





No tiene muchos temas, y la mayoría solo ambientan. En los momentos más importantes la banda sonora ayuda, y es muy original y propia, pero tampoco abundan especialmente unos temas maravillosos.


Y creo que ya está todo. Como siempre, si algo se me ha olvidado decídmelo en los comentarios.
En conclusión, Noragami es muy buena serie y la recomiendo. Intriga, sentimientos, y también unas eficaces dosis de acción, se conjuntan en una serie muy original llena de personajes excelentes. Vamos, es cortita, id a verla.




0 comentarios:

Publicar un comentario