[PS3] Rayman Origins

sábado, 22 de abril de 2017
22 de Abril de 2017

El juego del que voy a hablar ahora no es un juego cualquiera.
Siempre me han gustado mucho los plataformas, pero en consolas de sobremesa cada vez abundan menos. En PlayStation 3 son muy escasos, aunque los que hay son generalmente de calidad.
Teniendo en cuenta lo mucho que me gustan los plataformas, indudablemente quería conseguir Rayman, y lo hice gracias a un pack que incluía tanto Origins como Legends. Hoy voy a hablar de Origins, y no dentro de mucho seguiré con Legends, que terminé la semana pasada.

Además, desde PlayStation 2 los plataformas tienden más a la acción, perdiendo plataformeo hasta el punto de que sagas como Spyro se han convertido en entregas de acción. 
Pero este no es el caso: Rayman Origins es un plataformas en 2D de puro plataformeo. El formato 2D cada vez se está abandonando y este juego es la prueba de que aún puede dar mucho juego, aún en generaciones más potentes.
Eso sí, quiero aclarar que tan solo jugué al primer Rayman hace mucho y no me lo pasé, así que no voy a compararlo con otros juegos de su saga.
Pero voy a decir esas cosas dentro de la propia entrada, mejor.

 photo Rayman Origins_zpsukzf45lu.png

No hay spoilers... aunque realmente hay poco que destripar.



Después de tantos juegos de Rabbids, la gente comenzó a dar a Rayman por muerto. Pronto Ubisoft dio pistas de que se estaba desarrollando el juego, y que sería lanzado por capítulos, aunque después desapareció sin más.
Finalmente, el juego llegó completo para PlayStation 3, Wii, XBox 360, Nintendo 3DS y PlayStation Vita, y supuso para muchos el renacimiento del auténtico Rayman, allá por 2011.


Rayman y sus amigos están descansando tranquila y apaciblemente en el Claro de los sueños... Bueno, dejémoslo en que están descansando. La orquesta de ronquidos, silbidos y resoplidos tiene exasperados a los Darktoons que viven en el subsuelo. Frustrados ante la falta de sueño, se lanzan a por el claro de los sueños, lo invaden y raptan a muchos diminutos y a varias de las hadas del mundo.
Todo este alboroto despierta a Rayman, Globox y a un par de diminutos saldrán a combatirlos, para salvar el mundo y, sobre todo, para poder continuar su siesta.

Esa es toda la historia del juego, básicamente. En un principio se iba a contar el origen de Rayman (de ahí el nombre del juego), y de hecho el primer tráiler empezaba narrando el origen de un héroe. Pero al final, todo se reduce a una motivación humorística para empezar a viajar por el mundo, dar saltos y aporrear enemigos.
Qué importancia tiene que no haya trama en un juego como este queda a cargo de cada uno.

Vamos a la jugabilidad, porque a fin de cuentas estamos ante un plataformas.
Rayman Origins es, por decirlo rápido, puro plataformeo. Los plataformas en 3D han tendido hacia la acción, y en 2D también suelen tener batallas contra enemigos que se resuelven a golpes. No es este caso.
Los niveles están claramente separados, como suele ocurrir en el género. Todos tienen un final y una serie de objetos recolectables para obtener diferentes ventajas. Los niveles no son especialmente largos, pero hay muchos y, lo mejor de todo, la variedad que ofrecen es digna de elogio. Un problema habitual en los plataformas es que se basen en una fórmula que no paren de repetir, haciendo que el juego pierda mucho conforme avanza. Este no es el caso, aunque sí es cierto que los recolectables son siempre los mismos en cada nivel, pero no pienso que eso sea un aspecto negativo.



Rayman salta, da botes de pared en pared, corre, se desliza... los movimientos de Rayman son muy fluidos. No, digámoslo mejor: Los movimientos de Rayman son extraordinariamente fluidos. Vamos, que es un gusto controlarlo. Hay muchos movimientos más que se pueden realizar, pero todos funcionan igual de bien. Para vencer a sus enemigos, Rayman puede realizar combos de golpes, saltar en su interior o alguna otra cosa más. Eso sí, que realice combos de golpes es más por comodidad, porque los enemigos mueren al primer golpe.
En cada nivel tendremos dos objetivos principales: Encontrar a los diminutos perdidos, y recolectar una cantidad determinada de Lums. Para lo primero deberemos estar atentos al mapa y buscar zonas secretas en su interior, y para lo segundo tendremos que recoger los lums repartidos por todo el mapa. Pero no basta con recogerlos, ya que también tendremos que activar un «potenciador», llamémoslo así, para conseguir más lums, para lo que tendremos que ser rápidos y hábiles. En resumen: Tendremos que explorar el mapa con atención, y ser hábiles.
Además de tener niveles variados y un genial control, hay algunos tipos de niveles especiales, como los de mosquito (que voy a dejar a la sorpresa de quien no haya jugado, pero que los que jugaron los clásicos ya conocerán) o los de la caza del tesoro (especialmente difíciles), pero no los voy a detallar más. Quizá en un análisis tuviera que hacerlo, pero aquí prefiero que el jugador lo descubra cuando juegue.

Ah, el juego tiene un modo multijugador. No lo he probado, pero en principio permite jugar a cualquier nivel con entre dos y cuatro jugadores.



En cuanto a su dificultad, Rayman Origins tiene fama de ser más fácil que sus antecesores clásicos. No puedo confirmarlo porque jugué al primero muy poco, pero parece bastante probable. Sin embargo, el juego nos pone en situaciones complicadas y precisas, lo que ocurre es que el manejo es infalible y lo que intentemos, nos saldrá. Completar los niveles en sí es fácil, lo «complicado» es encontrar a los diminutos y conseguir los lums. No es un desafío especialmente complicado, pero más de una vez tendremos que reintentar el nivel por habernos saltado algún diminuto o no haber alcanzado la cantidad necesaria de lums. Los niveles de la caza del tesoro son más difíciles, y exigen unos movimientos bastante más rápidos y precisos. Para los más aguerridos, hay algo... que no dejará indiferente a nadie. No puedo dar más detalles.
Vamos, que el control del juego es genial, y la jugabilidad del juego en general también lo es. Los jefes podrían ser mejores, en mi opinión, pero eso es lo único que puedo achacarle al juego.

Y bueno, hay más personajes a controlar a parte de Rayman, que son Globox y un Diminuto. Hay trajes desbloqueables para estos personajes, pero el control es siempre el mismo. Ya hablaré de ellos en la parte de los gráficos...

...que es ahora. Empecemos a hablar de los gráficos
Ante Rayman Origins se encuentra una dificultad en este aspecto: Hacer unos gráficos 2D en consolas de una generación avanzada que incluye consolas como PS3. El resultado no podría ser mejor. 
No sé bien cómo describirlos. Los gráficos de los mapas tienen profundidad y vida, mucho movimiento y en general, no podrían lucir mejor. Una imagen vale más que mil palabras (En realidad no estoy de acuerdo con esa afirmación, pero en este caso me viene bien):



La variedad gráfica de mapas no está mal, mezclando lugares típicos como bosques y desiertos con elementos artificiales como platos de comida e instrumentos musicales, a esa calidad gráfica que tiene estilo de por sí se suman unas mezclas alocadas (mucho más que los ejemplos que he puesto) que dan mucha personalidad a ese mundo Rayman, fiel al estilo que tenían los gráficos originales, pero claramente aprovechando la potencia gráfica de nuestros días.
Pero es que también tenemos las animaciones de los personajes. Ya he ido que el movimiento de los personajes es muy fluido, y las animaciones responden siendo igual de fluidas, con movimientos muy bien definidos, pero también con mucho carisma. Así lo podemos ver en los tres personajes disponibles: Rayman, Globox y un Diminuto. Tienen tantos movimientos que, personalmente, creo que no llegué a verlos todos. Estos personajes tienen también varios trajes que se van desbloqueando a medida que se avanza en el juego, aunque solo son recolores. Los enemigos también tienen muchas animaciones, respondiendo de diferentes formas a nuestros golpes según desde dónde les vengan.
En resumen: Los gráficos, tanto los de los escenarios como los de los personajes, no podrían ser mejores. Son la esencia del 2D con la calidad de nuestros días.




Por último, si no me olvido de nada (que es probable) solo me queda hablar de la banda sonora y el sonido.
Empiezo con el sonido, que es tan eficaz como el resto. Los personajes que controlamos tienen voces divertidas (basadas en gritos, claro) que sueltan cuando reciben golpes o atacan, y lo mismo para los enemigos. Los golpes tienen efectos sonoros cómicos que tasan a la perfección.
En cuanto a la música, es tan carismática, animada y divertida como el resto del juego, con más de 80 temas. Una cantidad más que notable para un plataformas. Y son buenos, temas muy dinámicos que no solo tienen personalidad individual, sino que tasan perfectamente con los mapas. Lo que ocurre con estos temas es que son bastante cortos, pero como las zonas son cortas, esto solo se nota si las escuchamos al margen del juego, así que no podemos considerarlo un factor negativo.
Aquí os pongo unos ejemplos:




Solo con estos ejemplos ya se puede ver la variedad que nos vamos a encontrar.

En conclusión, Rayman Origins es un plataformas sobresaliente, capaz de trasladar el estilo 2D a la última generación. Una gran variedad de niveles, unos gráficos maravillosos y una banda sonora que acompaña a la perfección. Tras todo esto, solo puedo recomendar encarecidamente el juego a cualquiera al que le gusten los plataformas.



0 comentarios:

Publicar un comentario