[PS2] Suikoden Tactics

miércoles, 12 de octubre de 2016
12 de Octubre de 2016


Y sigo con otra entrada más de videojuegos, en esta ocasión con un Suikoden.
Desde que probé la saga con Suikoden Tierkreis he tenido muchas ganas de echarle el guante a otros juegos de la saga, pero son raros, así que no he podido darles alcance.
Pude emular el primer Suikoden, del que ya escribí una entrada, y por fin encontré a la venta uno de los Suikoden de PS2. Eso sí, el menos popular y también el más fácil de encontrar, un subproducto de la saga principal de uno de mis géneros favoritos: El RPG táctico, o SRPG.

 photo Suikoden Tactics_zpspmeqi5ur.png

Sin spoilers, como siempre




Suikoden Tactics, conocido en Japón como Rhapsodia, es un subroducto de la famosa saga de RPGs Suikoden trasladada al marco del SRPG o RPG Táctico.
Llegó a Europa en 2005 de la mano de Konami, de forma exclusiva para PS2.
En el juego, el joven Kyril emprenderá un largo vieja para investigar y hacer desaparecer a los peligrosos cañones de runas, capaz de convertir a la gente en temibles bestias sin razón.




A la hora de hablar de este juego, pienso que lo mejor es empezar en su jugabilidad. El resto de elementos tienen su importancia pero en mi opinión la jugabilidad es, por mucho, el elemento más relevante en este caso, así que creo que empezar por él y luego definir el marco en el que se usa dicha jugabilidad es la mejor forma de proceder.

Bien, lo que tenemos en Suikoden Tactics es un RPG Táctico. Parece obvio pero mucha gente va a lo loco y no se para en las obviedades. A mí, por ejemplo, me encantan los RPG tácticos, así que el juego me gustó mucho. Si no te gustan los RPG tácticos, ya puedes darte la vuelta.
Pero seamos más específicos. Como en otros juegos de Suikoden tenemos un mapamundi por el que nos podemos mover por puntos (Es decir, no hay exploración de mapeado). Los objetivos principales del juego son dos: Avanzar en la historia principal mientras mejoramos nuestras unidades y nos preparamos para combates más complicados, y reclutar a la mayor cantidad posible de unidades para combatir. Este último elemento siempre ha sido de gran importancia en el universo Suikoden, y este juego no es la excepción. Las unidades pueden ser de distintos tipos, que a diferencia de en otros SRPG aquí no están marcados, sino que se presentan por similitudes en función del tipo de arma y de combate que use cada unidad. Ya sabéis, lo típico: Magia de fuego, agua, viento, trueno, arcos, espadas, mazas, lanzas... Cada unidad tiene un estilo de lucha y además se le pueden añadir Runas para aprender otras habilidades especiales. Las unidades se diferencian de forma... moderada. Podrían diferenciarse más entre sí, pero se diferencian lo suficiente para que la distinción de unidades funcione, al menos entre tipos de guerreros. Es decir, que dos guerreros con mazas serán parecidos, pero se diferenciarán más o menos del resto, más cuanto mayor sea la diferencia entre armas. Por ejemplo, las espadas y los cuchillos serán más parecidos entre sí que los arcos y las mazas.


Además de estas "clases" (Como acostumbran a llamarse en otros SRPGs), hay ciertas unidades que poseen Runas especiales exclusivas de ciertos personajes, y además hay también algunas clases con habilidades especiales. Un personaje que sirve de almacén, otro que aumenta el ataque de los aliados cercanos... Con todos estos elementos se pueden montar gran cantidad de estrategias en batalla.

En cuanto al estilo de las batallas, tenemos enfrentamientos contra, más o menos, tres veces nuestra cantidad de soldados. No es como en otros SRPGs en los que nos enfrentamos a ejércitos gigantescos. Sin embargo, para compensar, los enemigos son bastante poderosos y hay que andarse con cuidado para no perder a nuestras unidades más débiles. Los enemigos poderosos pueden vencer a nuestras mejores unidades, y ni siquiera a ellos los podemos descuidar. En Suikoden Tactics los combates son concisos y de distancias más bien cortas, luego lo normal es tener a las unidades cerca en escenarios relativamente pequeños. Los combates de forma global no suelen largos, pero es fácil perder a una unidad. Sin embargo, las unidades protagonistas no pueden morir, y los personajes "prescindibles" pueden sobrevivir aun cuando sus PS alcanzan 0. Debo decir que siendo el juego como es, esta decisión es bastante acertada, porque de lo contrario sería extremadamente difícil (al menos, para el jugador promedio, como yo) acabar el juego sin perder a ninguna unidad.
Un punto que hay que destacar con respecto a otros SRPGs son los elementos, muy importantes en el juego. Cada unidad posee un elemento por defecto (aunque hay formas de cambiarlo), y mejora sus estadísticas cuando pisa un suelo de su elemento. Además, cada elemento tiene su contra, así que por ejemplo una unidad de fuego será más débil en suelo de Agua, haciendo que hacer luchar una unidad de Agua en suelo de Agua contra una unidad de Fuego te dé la batalla prácticamente por ganada, aun si la unidad de Agua era mucho más débil que la de Fuego. Hay muchas formas de cambiar los elementos del suelo, y es muy importante usarlos bien si se quieren tener buenos resultados en batalla. Una unidad fuerte en su elemento puede ser un tanque indestructible (que además recupera vida cada turno), mientras que tu mejor unidad puede caer ante enemigos débiles si pisa el suelo equivocado.
Hay que destacar que en el escenario hay varios puntos en los que se puede luchar para ganar experiencia, dinero y objetos, pero la experiencia ganada al vencer a enemigos de nivel inferior es tan baja que no es una solución viable. Sirve, sin embargo, para subir a las unidades de nivel bajo hasta un nivel cercano, lo que resulta bastante importante pues, en Suikoden Tactics, los niveles se notan.
En esta imagen se pueden apreciar dos tipos de suelo: de Agua y de fuego.

Estos combates suceden a lo largo del mapa. Podemos elegir los puntos de este para viajar entre localizaciones. Podemos detenernos en el campo a matar bestias, cumplir misiones secundarias para ganar dinero y miembros del equipo, ir a la herrería a mejorar nuestras armas, intentar superar complicados templos infestados de monstruos... Ir mejorando a nuestras unidades cumpliendo objetivos repartidos por el mapa será clave para llegar a buen puerto en batalla, y además le da al juego una libertad que lo hace, a mi juicio, más divertido.
Si queremos vencer, tendremos que mejorar nuestras armas, equiparnos bien, aprender más habilidades... y para eso no basta con ir de misión en misión de la trama principal.

La duración del juego ronda las 30-50 horas en función de cuánto tiempo dediquemos a las misiones secundarias. Yo hice bastantes y tardé algo más de 40 horas (puede que hasta 50), aunque no completé al 100%. Eso sí, al acabar el juego, nos da la opción de volverlo a comenzar manteniendo ciertos beneficios, que no sé concretamente, pero que incitan al rejuego.
En cuanto a su dificultad, considero que Suikoden Tactics es más difícil que los otros SRPGs que he jugado, pero teniendo en cuenta que suelo jugar en dificultad Normal y este juego no tiene opción de cambio de dificultad. El problema principal es lo fácil que resulta perder una unidad, aunque claro, esto hace que el juego resulte más fácil si cogemos a las unidades protagonistas (cosa que yo no hice).


Con eso creo haber englobado lo suficiente la jugabilidad. A veces olvido que esto no es un análisis. En fin, en resumen es una jugabilidad táctica y concisa que funciona bastante bien, aunque diría que no llega al nivel de Fire Emblem, merece mucho la pena.
Ahora vamos al resto de apartados, a los que dedicaré menos palabras.

En primer lugar, los gráficos. Ciertamente, es innegable que los gráficos de Suikoden Tactics están algo anticuados, especialmente habiendo salido en 2005, cuando ya estaban naciendo auténticos gigantes gráficos en PS2. Tenemos escenarios de fondo que son imágenes, y a los personajes que también lo son (Podéis verlo en la segunda imagen que he puesto). Habiendo tantos personajes, es normal que no todos tengan más de una imagen, aunque son muy pocos los que muestran gráficamente sus expresiones. No es algo que destaque especialmente, así que no es un punto muy negativo.

En cuanto a los escenarios, son muy simples pero funcionan porque están bien construidos y son coherentes. Me explico: luchemos en el lugar en el que luchemos, veremos ese lugar a nuestro alrededor. No se ha gastado un dineral en reflejar los escenarios, pero se han cuidado que sean distintos. Algunos mapas del juego están bastante chulos, así que funcionan bien. Las escenas de la historia utilizan el mismo motor que las batallas, así que el juego siempre se ve igual, salvo cuando no hay escenario y los personajes hablan sobre una imagen de fondo (Que apenas ocurre, al menos en la historia principal).



Los personajes se ven reflejados tal y como son, aunque algo más cuadriculados de la cuenta. Es cierto que en movimientos sí hay muchos que coinciden, principalmente en función de las clases que ya he mencionado. En un enfrentamiento, los personajes se golpean en pleno escenario, es decir, que no ocurre como en otros SRPGs como Fire Emblem en los que la lucha individual se muestra con mejores gráficos. Aunque menos impactante, eso agiliza un poco el juego.
Quizá unos mejores gráficos habrían funcionado mejor por darles más individualidad a los personajes, pero en general, aunque los gráficos son bastante básicos, el juego funciona bien con ellos.

Pasamos a la banda sonora, que sería quizá el apartado más redondo del juego. Hay alrededor de 70 temas, que suenan la mar de bien y se adaptan estupendamente a las situaciones de batalla. Las de escenas y mapas son normales, pero las de las batallas (en mi opinión, las más importantes en estos juegos) son estupendas y da gusto escucharlas.
Pongo un par de ejemplos:





Más o menos así son casi todos los temas de batalla, y hay bastantes. En lugar de ocurrir lo típico de que un tema se repita, a mí me ocurrió lo contrario: Eché de menos que algunos temas no sonaran más.
Eso sí, debo decir que en los momentos más importantes de la historia la música no está a la altura. Triste, pero es así. Con tan buenos temas, haber reservado los mejores para esos momentos habría dado lugar a una experiencia magnífica. Una lástima, pero aún así, la banda sonora es excelente.
De las voces no puedo decir mucho. Como de costumbre están en inglés, en bastantes escenas pero no en las partes opcionales. Personalmente creo que el doblaje está bien, cumple, y las voces tasan bien con los personajes.

Por último, ya solo me queda hablar del argumento y los personajes.
Un dato importante es que Suikoden Tactics ocurre en el marco de Suikoden IV. El prólogo de Tactics ocurre antes de Suikoden IV, y el epílogo ocurre después. Esto quiere decir que la trama tiene ciertos puntos en común y varios personajes aparecen en ambos. No he jugado Suikoden IV todavía, así que no sé hasta qué punto sucede esto.
Sin embargo, es explicativo a la hora de ver... lo poco que se moja esta historia. Es decir, los sucesos que pasan no parecen especialmente importantes. La trama parece no querer arrancar. Es cierto que la parte del final del prólogo es bastante más interesante e intensa, pero luego avanza muy lentamente mientras parece que se acerca un final al que le cuesta llegar. Este llega antes de darnos cuenta y no tiene la intensidad necesaria. Así que, por mi parte, lo tengo claro: La historia de Suikoden Tactics no es especialmente buena, de modo que no es uno de los motivos para jugar al juego. Sirve para enmarcar el juego, eso sí.


En cuanto a los personajes... Los principales están bien. No son especialmente carismáticos ni se desarrollan mucho, pero funcionan en su entorno. Los secundarios suelen tener motivos vagos para unirse a ti o simplemente se unen por un motivo y no muestran más relevancia (Cosa que no ocurría en Tierkreis).
El plantel es amplio, pero no es ninguna maravilla. Aunque bueno, si elegimos los que más nos gustan podemos tener un equipo bastante decente, si bien al final acabamos (o al menos, yo acabé) usando una gran cantidad para desarrollar mejores estrategias.


Bueno, esto es todo. Al final me ha quedado una entrada bastante larga. Casi un análisis, diría. Pero bueno, tenía bastante que decir sobre el juego y quería dar una imagen acertada de él.
En definitiva, Suikoden Tactics es un buen SRPGNo una obra maestra, pero es buen juego, y si te gusta el género, es una buena opción. 
A mí me ha gustado mucho, y pienso rejugarlo algún día.


0 comentarios:

Publicar un comentario