[PS3] Ratchet & Clank: Armados Hasta los Dientes

jueves, 16 de marzo de 2017
16 de Marzo de 2017

Y sigo con los juegos, que tengo un montón pendientes. Pero un montón bien grande, vaya. Creo que dentro de poco le dedicaré una entrada a alguna película, que las tengo olvidadas. Libros, el problema es que solo tengo uno pendiente.

En fin, ahora voy a hablar del primer juego de Ratchet & Clank para PlayStation 3. No he hablado de ningún juego de la saga en este blog, pero la trilogía original de PS2 me la he pasado varias veces, y son de mis juegos favoritos.
Luego jugué también a Gladiator y a este, Armados hasta los dientes. Aún no he jugado a los siguientes, porque no encuentro Atrapados en el Tiempo, pero sí he jugado a este un par de veces, y de hecho voy a hablar de él porque lo rejugué hace bastante poco.

Voy a ello, pues.


 photo Ratchet amp Clank - Armados Hasta los Dientes_zpsbkgueknt.png

Libre de spoilers, como siempre



Ratchet & Clank: Armados Hasta los Dientes, es el primer juego de Ratchet & Clank en PlayStation 3, y el cuarto de la saga principal.
Al igual que todos los anteriores, vino de la mano Imsomniac, los creadores de la saga, allá por el 2007.

En esta ocasión, Ratchet hará frente a la amenaza del Emperador Percival Tachyon en una nueva aventura por la galaxia Polaris que le llevará a descubrir los secretos de su raza, los Lombax, y la historia que los llevó a desaparecer de la historia. Todo, como siempre, con la compañía de su inseparable compañero Clank.


Esta vez tengo que plantearme de qué forma hablar del juego, principalmente entre dos opciones: Si hacerlo en comparación al resto de su saga, si hacerlo independientemente como juego o (eh, eso son tres) un poco de ambos. Creo que lo haré de esa última forma, para que la entrada sirva tanto a los que jugaron a los originales de PS2 como a los que nunca han probado un Ratchet.

Primero voy a empezar por el aspecto menos problemático, que es la trama y los personajes. En sí cabe destacar en primer lugar que la trama no se relaciona de ninguna forma con los juegos anteriores, más o menos como ya ha ido pasando desde que el primer Ratchet recibió secuela, aunque podría decirse si cabe que en Armados Hasta los Dientes (AHlD, a partir de ahora) la relación es todavía menor. Mientras que en los juegos anteriores veíamos a ciertos personajes recurrentes, en esta ocasión tan solo tendremos la ocasión de ver a cuatro personajes de toda la saga que no se han visto hasta el momento. Aunque no se narra ningún origen (es decir, Ratchet & Clank ya se conocen y todas sus aventuras ya se han vivido), se nota que AHlD intenta ser un punto de inflexión hacia una nueva saga de Ratchet, que finalmente acabó siendo una especie de trilogía, y digo especie porque tiene dos juegos y dos mediojuegos.
En esta ocasión, se le da más importancia al origen de Ratchet y de su raza, los lombax, mientras por su parte Clank se acerca a otro punto de la historia que no voy a decir por innecesario, pero simplemente lo menciono para dar a entender que Clank tiene su parte también. 



Que los enemigos de Ratchet suelen ser cómicos es algo ya conocido, aunque el primer villano de la saga, Drek, era bastante menos humorístico que el doctor Nefarius, y este a su vez parece sacado de un drama en comparación con Tachyon, el villano del juego. De hecho, su apariencia y personalidad me parecen, si cabe, demasiado ridículas aún en el universo de Ratchet, que por lo general es bastante cómico pero no excesivamente ridículo, y sabe dar seriedad cuando hace falta.
Los nuevos personajes secundarios tampoco están mal, pero realmente no son especialmente memorables de por sí, y la historia que se cuenta es bastante similar a las que ya hemos visto en la saga. Su forma de presentarse, sin tapar que se trata de un comienzo de algo más grande, hace prometer por un futuro mejor, y ciertos detalles de la trama están bastante bien, pero por lo general podríamos decir que, más o menos, la trama de AHlD, así como sus personajes, es lo que podíamos esperar, aunque tampoco más que eso.

Aunque suelo dejar la jugabilidad para el final, esta vez voy a hablar de ella antes que de la banda sonora y los gráficos.
Bien, un resumen rápido del juego es que ofrece lo mismo que los anteriores Ratchet. Punto. Pero supongamos que es mi obligación explayarme, pues bien:
Tenemos, cómo no, varios mundos por los que desplazarnos atacando a nuestros enemigos con un amplio arsenal de armas, y sorteando obstáculos, una mezcla de juego de acción y plataformas, más centrado en lo primero. En esta ocasión, el control de Ratchet es más... ¿cómo decirlo? Conciso. Me explico: Los anteriores juegos de Ratchet tenían un control más libre, amplio, que permitía realizar movimientos más bruscos y moverse más por el escenario. En esta ocasión, los movimientos son más lentos y el desplazamiento por el escenario también. Ojo, esto no es un punto negativo, sino un cambio de enfoque. Para empezar, esa sensación de "pesadez" o "lentitud" no se da, y notaremos que algo es distinto pero no nos parecerá que el juego sea más lento de lo que debiera. A cambio de esto, AHlD tiene una precisión superior a la del resto de juegos, especialmente en lo que respecta a la puntería de nuestras armas, solo comparable a la que teníamos en Gladiator (Que a mi parecer es el peor juego de la saga).



Eso en lo que respecta al control, que siempre es importante pero a mi gusto pasa a un segundo plano, dejando el primero a qué hacemos concretamente, es decir, qué tipo de acciones realizamos, por qué entornos nos movemos y a qué tipo de situaciones nos enfrentamos.
Una característica de los mundos de los Ratchet anteriores es que tenían varios caminos. Cada camino se recorría de una forma distinta (por lo general, si en un camino había muchos enemigos contra los que luchar, por el otro abundaban las acciones de plataformas), y en cada uno se encontraba un evento de la historia, un objeto útil o, en caminos más escondidos, un objeto secreto.
Uno de los principales errores de Ratchet & Clank AHlD es que esto se ha perdido casi por completo, y la mayoría de mapas son ahora lineales. Los que no lo son, por su parte, se notan menos abiertos de lo que eran antiguamente. Sí, en los originales el mapa estaba abierto en caminos lineales, por decirlo así, pero los mapas disponían de varios recorridos. En AHlD es rara la vez en la que tenemos dos, y eso hace que los mundos pierdan mucha vida.
Las situaciones, por su parte, tampoco abundan especialmente. Desplazarnos con las deslizabotas, desafiar a la gravedad, utilizar planeadores... por lo general, estos elementos están presentes también en menor medida de lo que estaban en los juegos anteriores.
Si hablamos de la originalidad de los mundos que visitamos... sí es cierto que Ratchet nunca se ha arriesgado demasiado con ese aspecto. Tratándose de un juego basado en una galaxia diferente animada, tiene a su disposición un abanico casi infinito de posibilidades para crear mundos y niveles. Aunque ya hablaré más de este aspecto cuando hable de los gráficos, no se aprovecha esta función casi nada en cuanto a materia jugable. Un mundo u otro no se diferencia, pues simplemente estamos en él, con los pies en el suelo, atacando a nuestros enemigos, que en todo caso son los que cambian.
Así pues, a mi gusto, el diseño jugable de niveles ha empeorado
En cuanto a los objetos y armas que usamos, realmente no vemos demasiadas caras nuevas. Las armas, con otra apariencia y otro nombre, cumplen funciones bastante similares a las que ya tenían: Está el clásico disparador, la escopeta, el látigo... armas "nuevas" que ya hemos visto. Hay algunas que sí son totalmente nuevas, por supuesto, y las hay que son bastante atractivas, pero... no muchas, la verdad. En cuanto a los objetos, hay alguno que da lugar a puzzles nuevos, lo que no está mal (puzzles de resolución dentro del mapa, quiero decir, no minijuegos ajenos), y debo dedicarle una mención especial al planeador, que se controla con el sensor de movimiento del mando, y que me pareció funcionar especialmente bien. Una pena verlo en tan pocos mundos, pero cuando se usa, se sabe aprovechar bien. En resumen: Entre los objetos y armas hay alguna incorporación interesante, pero en lo general se han mojado bastante poco. Además, la personalización de las armas y su forma de evolucionar (que se añadió a partir del segundo juego) también es inferior a la que se vio en juegos anteriores.
Para terminar de hablar de la jugabilidad, no puedo dejar sin decir que Ratchet AHlD tiene otro error al respecto, y es que es excesivamente fácil. Es perfectamente el Ratchet & Clank más fácil, pero lo es hasta un punto a veces ridículo. Hay jefes que pueden caer con un par de disparos de un arma fuerte que hemos podido comprar sin exceso de dificultad. Es cierto que podemos iniciar el juego en dificultad difícil (solo tras pasarlo), pero ni así supone nunca un mínimo desafío. Sumado a eso, los guitones especiales (escondidos por los mapas desde el principio de la saga, exceptuando Gladiator), también son más fáciles de encontrar que nunca, y por lo general no tienen escondites tan originales como los que solían tener. Una búsqueda rápida suele ser, la mayoría de las veces, más que suficiente.
En cuanto a su duración, más o menos tenemos lo mismo de siempre, solo que como completar el 100% es más fácil que nunca y los enemigos no nos pondrán en aprietos, difícilmente este tiempo de juego aumentará como pudo hacerlo en entregas anteriores.
Por lo tanto, aunque el control de Ratchet se ha refinado más que nunca, teniendo en cuenta las posibilidades que ofrece es más que probable que Ratchet AHlD sea el Ratchet menos original. Por gustos podemos colocarlo por encima de otros en cuanto a posibilidades (Gladiator) o en cuanto a control (El primer Ratchet), pero a mi gusto, es el que menos ofrece de la saga principal. Y, por supuesto, salvo el control por movimiento del Sixasis, no aprovecha para nada el salto generacional.

Yendo al apartado gráfico, el salto generacional puede ofrecer muchas posibilidades a un juego como este: Un juego animado con multitud de armas ambientado en una galaxia imaginaria. Con imaginación suficiente se pueden dar resultados maravillosos.
La saga de Ratchet, por lo general, nunca ha aprovechado especialmente bien este aspecto, dando lugar a mapas que podemos ver en nuestro planeta, y principalmente a construcciones arquitectónicos futuristas. Eso no quiere decir que no haya mapas más originales que merezca la pena ver. En todos los juegos de Ratchet hay algún que otro mapa que destaca, y AHlD no es la excepción, aunque siempre me ha apenado que no intentara ir más allá y utilizara mapas más originales.
En cuanto a cómo se han representado estos mapas, los gráficos de PS3 no han sido explotados del todo. Por supuesto los notaremos en el agua, en la forma de brillar de los metales iluminados... aunque por lo general en este aspecto tampoco notaremos que hay un salto de generación entre juegos. Eso sí, hay una mejora gráfica clara, no quiero que parezca que digo que no la hay, aunque los gráficos "alisados" a veces sientan peor que la forma clásica de hacer las cosas (Eso se ve claro en el pelaje de Ratchet, por ejemplo).
Las animaciones de las armas, como siempre, funcionan perfectamente y no ralentizan el juego ni cuando inundan la pantalla, lo que es de agradecer en un juego en el que algo así sería lo más corriente.

Por último, me toca hablar de la banda sonora.
La banda sonora de los Ratchet anteriores (excepto Gladiator, que tiraba por otro camino) tenía un punto positivo y uno negativo. El positivo era que los temas eran intensos y sonaban muy bien. El negativo, que rara vez representaban su escenario. Es decir, que aunque en el momento sonara bien, la relación tema musical-escenario solía ser bastante pobre, y podíamos intercambiar los temas musicales de un escenario a otro en la mayoría de los casos.
Pues... podría decir que el lado positivo ha empeorado y el lado negativo sigue tal cual. Me explico: Los temas son, por lo general, peores de lo que eran antes. Ruidosos pero sin mucha armonía, y no especialmente buenos por separado. En general, porque hay temas muy buenos también, por supuesto. Sin embargo, seguían sin tasar especialmente con los mapas, y siguiendo la costumbre, se podían intercambiar.
Una clara excepción a la regla es el tema de los piratas, que dudo que nadie que haya jugado al juego haya olvidado. Claramente basado en Piratas del Caribe, los temas de los piratas funcionan estupendamente en su situación.
Os pongo unos ejemplos:

Este es el tema de los piratas del que hablado, o mejor dicho, uno de ellos:



Este es uno de los muchos temas de jefe:


Y este uno de mis temas favoritos de zona (Mi parte favorita comienza más o menos en el 1:15):


Hay un tema que me encanta, pero suena cerca del final del juego, así que me abstendré de ponerlo.

En resumen, tiene menos temas memorables que los juegos anteriores, y suele cometer el mismo error de tener temas demasiado acordes a sus zonas.
En mi opinión, tiene peor banda sonora que Ratchet & Clank 2 y 3, pero superior al primero y a Gladiator. Diría que es ligeramente inferior a la media de la saga.


Y con esto acaba la entrada. ¿Cómo podemos concluir? Lo tengo claro:
El juego es muy fiel a cómo son los de su saga, pero no intenta ir más allá, y por eso en muchas cosas se queda corto. Se puede jugar perfectamente sin haber jugado a los anteriores, por supuesto, aunque personalmente prefiero por bastante la trilogía original.
Mi consejo, pues, es que si puedes elegir y no has jugado ninguno, que juegues a los originales. Si ya los has jugado, sabes más o menos qué vas a encontrar en este, y probablemente también te gustará. Si quieres empezar por él, adelante, es un buen juego, y sin comparar con los anteriores no verás la mayoría de sus errores.
Por lo tanto, es un buen juego, algo inferior a otras entregas de su saga, pero un buen ejemplar de plataformas y acción para PlayStation 3.


0 comentarios:

Publicar un comentario