[PS2] Spyro: A Hero's Tail

jueves, 23 de febrero de 2017
23 de Febrero de 2017

Como tengo más videojuegos pendientes de los que hablar que series, películas y libros, voy a escribir dos entradas seguidas de juegos.
Por un lado, voy a hablar de un juego bastante parecido al de la entrada anterior, pero me parecía divertido hablar de ambos equivalentes de forma seguida.

Si Crash Twinsanity fue considerado el mejor juego de Crash Bandicoot fuera de Naughty Dog, Spyro A Hero's Tail poseía el mismo título dentro de la saga de Spyro.
Imsomniac fue la encargada de hacer la trilogía original de Spyro en PS1, saga que me he pasado decenas de veces. Además, los considero unos plataformas aún mejores que Crash Bandicoot, y para mí son, junto a la saga Jak, los mejores plataformas de la historia.

Pero, ¿qué le pasó a Spyro después de abandonar el seno de Imsomniac? El primer Spyro intentó seguir la misma línea que Spyro 3, exactamente como hizo La Venganza de Cortex en la saga Crash. No he jugado aún a ese juego, así que no puedo comentarlo.
Después de eso, la saga intentó mantenerse fiel pero optar por un estilo diferente... exactamente igual que en el caso de Twinsanity. ¿No es curioso?
Ese es Spyro: A Hero's Tail. Los que hayan leído la entrada anterior sabrán que para mí Crash Twinsanity es un juego mediocre, así que toca ver si A Hero's Tail sigue esa misma línea.

Solo como dato curioso, después de este juego tanto Crash como Spyro siguieron teniendo la misma línea y optaron por seguir el esquema más tópico de los plataformas, perdiendo el estilo de la saga por completo.
Si esos juegos, al margen de ese problema, fueron buenos o no, es algo que comentaré algún día, pero es curioso que Spyro y Crash siguieran los mismos recorridos.
Supongo que por eso ambos están prácticamente muertos ahora, ¿no? Aunque Crash parece estar resucitando. ¿Hará lo mismo Spyro?

Bueno, a la masa:

 photo Spyro - A Heros Tail_zpsk7teswxj.png

Sin spoilers, claro


Spyro A Hero's Tail es la segunda entrega de Spyro ajena a la trilogía original y la quinta entrega de la saga principal. Fue desarrollado por Traveller's Tales para PlayStation 2, Xbox y GameCube en 2004, y fue, por así decirlo, autoconclusivo, pues reinventó para sí gran parte del mundo de Spyro (Aunque tomando personajes y elementos de los anteriores) y no tuvo secuela real, al comenzar desde cero en la siguiente entrega.

En esta ocasión, el temible dragón Rojo aparece por primera vez en la serie. Gracias a Gnasty Gnorc y su ejército de Gnorcs, Rojo expande el terror por las Tierras del Dragón a la vez que la cubre con gemas oscuras, que drenan la energía del reino y lo llenan de oscuridad.
Spyro, con la ayuda de sus amigos Cazador, Sparx, Byrd y de la nueva incorporación Blink, sobrino del profesor, emprenderán una aventura para devolver las Tierras del Dragón a la normalidad.

Es cierto que los plataformas no suelen destacar en su historia, pero siempre se aprecia la riqueza de su mundo y el carisma de los personajes. No se puede decir que la historia haya sido nunca un punto fuerte en la saga, y desde luego esta no es ni la excepción, ni el peor en ese aspecto. 
Lo que sí es cierto es que la trama se ha tratado de forma más infantil que nunca. Está claro que la historia de Spyro nunca se ha dirigido a un público adulto (Aunque para el caso, funcionaba la mar de bien), pero en esta ocasión se nota totalmente dirigido hacia los niños. Sin llegar al nivel de Crash Twinsanity, todo es mostrado de una forma más "divertida", infantil, humorística, y en general, menos épica. Spyro ya era antes bastante creído, pero en esta ocasión llega a ser bastante repelente, respondiendo con comentarios desagradables a casi cualquiera que se encuentre.
En el resto de personajes también se nota este cambio: El Profesor ahora rompe la tercera pared para soltar chistes, por ejemplo. 
Ya que estamos, podemos hablar del resto de personajes: Cazador sigue siendo el inseparable compañero de Spyro, aunque en esta ocasión lo veremos menos a menudo. Junto a Byrd, cuyo papel se reduce a un tipo de minijuego recurrente, diría que son los dos cuya personalidad ha salido mejor parada del cambio.
Sparx ahora es capaz de hablar, los ancianos dragones son los que aparecieron en juegos anteriores pero con personalidad cambiada... y por supuesto los personajes secundarios que están en los mapas. Ya no hay culturas como en Spyro 2 o Spyro 3, así que esa riqueza ya no está presente, pero en general cumplen bien.
Eso sí, un cambio un poco más difícil de digerir es el de Ricachón, que ya no es un adinerado empresario al que le encanta ganar dinero, sino un vendedor con atuendos árabes obsesionado con las gemas. Miradlo, y juzgad.

A gusto de cada uno queda si los cambios están bien o no, pero desde luego tienen su personalidad.
Y ya que estoy hablando de esa personalidad, voy a enlazar con el aspecto artístico del mundo presentado en el juego. (Después lo enlazaré a su vez con los gráficos del juego)

En mi opinión, la trilogía original de Spyro (y especialmente la primera entrega) se caracterizaba con unos mundos llenos de magia y fantasía, con un diseño artístico vivo y original. En esta ocasión vuelven los mundos mágicos del estilo de Spyro 2 y Spyro: El Año del Dragón. Los gráficos son más coloridos e "infantiles", por así decirlo, pero funcionan muy bien con la estética de Spyro. El mayor problema es que esta vez los mundos están... poco inspirados. Cualquiera que juegue A Hero's Tail sin haber jugado a la trilogía original quedará encantado con los diseños artísticos de los niveles, pero quien sí lo haya hecho notará que la mayoría de los escenarios del juego han aparecido ya en juegos anteriores de la saga, o bien guardan demasiada similitud con los de otros grandes plataformas de PS2, como Jak & Daxter.
Eso sí, los gráficos ayudan a dar vida al mundo. Son muy coloridos y están bien definidos. Se nota que a la hora de modelar este apartado, el equipo puso mimo en que todo quedara bien. Las animaciones de los personajes pueden ser un poco bruscas en ocasiones, pero tanto ellas como los modelados en general funcionan muy bien dentro de la consola. 



Como podéis ver, los gráficos son coloridos y están bien definidos. Son más infantiles que en los juegos anteriores, pero funcionan bien.

En cuanto a la banda sonora, también sigue su propio camino. Esto es algo que prefiero agradecer que lamentar: Si el juego, aunque basándose en una saga, tiene un estilo propio, también lo deben hacer sus elementos. En la banda sonora queda reflejada también esa decisión, de modo que no nos encontramos ante un intento de repetir lo que ya fue usado con anterioridad.
Tampoco es que la música sea maravillosa, pero hay variedad de temas (Cada zona tiene su tema, como de costumbre) y con el entorno visual tasan muy bien.
Aquí un par de ejemplos:






Ya solo queda hablar del aspecto más complicado y polémico: La jugabilidad.
Voy a resumir la jugabilidad de Spyro para quien no haya jugado nunca: Mapas 3D para explorar, reunir joyas y conseguir los coleccionables completando minijuegos. La esencia de ese tipo de control sigue en A Hero's Tail, con algunas modificaciones.
Pero antes, habría que echar un vistazo al control de Spyro. Esta vez se ha solidificado, por así decirlo. Spyro es más estático que antes, de modo que su embestida es menos veloz, sus giros más lentos, sus saltos tienen comienzos más estáticos... Todo eso no es ni malo ni bueno, sino diferente. El resultado sigue siendo un control que nos recuerda mucho a Spyro, pero que ha decidido no calcar la base, sino inspirarse en ella. En ese aspecto, daría el visto bueno al control del protagonista sin dudarlo.

En cuanto a los aspectos de exploración, estos sí han cambiado de forma más notable. En cuanto a los coleccionables, el cambio más importante radica en las joyas, que han pasado de ser un 20% del porcentaje final del juego a ser, simplemente, la moneda de cambio en la tienda de Ricachón. Las usaremos para comprar algunos objetos que nos permitirán fortalecernos o conseguir otros coleccionables (como llaves de cofres). Con eso, la importancia de las joyas ha decaído enormemente. Los diseños de niveles y su exploración también han cambiado, pero este asunto es más difícil de ver y entender, así que lo dejaré estar.
La otra diferencia fundamental radica en los minijuegos. En los juegos anteriores, la variedad de minijuegos era más que patente, y rara vez repetíamos la misma acción en dos mundos diferentes. En esta ocasión, los minijuegos se dividen en cuatro. Habrá un minijuego de cada en cada mundo, y no habrá más. De nuevo, dejo a libertad de cada uno lo que esto significa.
En los minijuegos de torretas, taaaaaan típicos en cualquier juego con minijuegos, simplemente tendremos un mapa con enemigos a los que disparar mientras evitamos que lleguen al punto que tenemos que proteger. No es que sea un mal minijuego, es que está muy visto en general.
En los minijuegos de Sparx, recorreremos un mapa lineal disparando a nuestros enemigos como si se tratara de un videojuego de naves como Star Fox.
Los minijuegos del Sargento Byrd sustituyen a los habituales niveles de vuelo de la saga. Tendremos un mapa pequeño por el que podremos volar libremente con el objetivo de acabar con todas las dianas antes de que el tiempo se agote. 
Fue arriesgado darle ese papel a Byrd y eliminar los niveles de vuelo que nunca habían faltado en la saga, pero personalmente, pienso que el Sargento Byrd suple este papel perfectamente, y sus minijuegos fueron mis favoritos.
Por último, los minijuegos de Blink, el topo sobrino del profesor, no son exactamente minijuegos, sino pequeños niveles subterráneos en los que tendremos el objetivo de destruir los cristales oscuros repartidos por la zona. El control de Blink consiste en agarrarse a muros y utilizar explosivos y minas para derribar rocas y acabar con los enemigos.
Todos estos minijuegos funcionan bastante bien (Aunque personalmente el de las torretas me sobra), aunque tienen el pequeño contratiempo de caer en la repetición antes de acabar el juego, pues no solo todos los niveles de un mismo tipo siguen la misma estela, sino que tendremos que repetir una segunda vez cada minijuego (esa segunda vez, en modo difícil), si queremos obtener todos los objetos.
Tampoco hay que olvidarse de Cazador, que se controla puntualmente en ciertos momentos de la historia, no a modo de minijuego sino como expansión del nivel en sí. Cazador avanza dando saltos, como es habitual, y ataca utilizando su arco. Su control es, como el de Blink o el de Byrd, eficaz y sólido.

Y es que el control de Spyro A Hero's Tail es, en comparación con la media de plataformas, eficaz y sólido. Volviendo a la comparación inicial con Crash Twinsanity, Spyro A Hero's Tail logró ser un juego más que digno de Spyro, con un mundo carismático y con vida, una jugabilidad sólida y eficaz, y unos gráficos y música cuidados y hechos con mimo. Además, tiene su aire propio que lo aleja de ser, simplemente, la sombra de un juego mejor.
Así que, es cierto que A Hero's Tail está lejos de ser tan bueno como los Spyro de la trilogía original, pero no cabe duda de que se trata de un buen juego de plataformas. Si te gusta el género, hay opciones mejores en PS2, pero es un juego que merece ser jugado.








0 comentarios:

Publicar un comentario