[PS2] Phantasy Star Universe

viernes, 24 de junio de 2016
Perdón por el retraso de algo más de 20 días. No me gusta poner excusas, y no las voy a poner, he tenido tiempo de escribir la entrada, a pesar de estar en la época de exámenes.
Pero ya han terminado, así que debería poder mantener una entrada semanal a partir de ahora.

Este es uno de esos juegos que, por una razón u otra, ha sido postergados durante años hasta que finalmente se han pasado.
¿Y qué era lo que ocurría con Phantasy Star Universe? Pues que fue añadido a mi colección mucho antes de que mi nivel de inglés fuera autosuficiente, por que sí, el juego está completamente en inglés, y nunca fue traducido.
Una vez mi nivel alcanzó al juego, decidí comenzarlo. Efectivamente, el idioma no supuso ningún obstáculo para un juego fácil de entender.
¿Mi opinión sobre el juego? A eso vamos.


 photo Phantasy Star Universe_zpsmuedpq8b.png

Libre de spoilers, por supuesto.




Phantasy Star Universe es un RPG de acción que salió para PC, PlayStation 2 y Xbox 360. Basando gran parte de sus aspectos jugables en Phantasy Star Online, incluía un modo online de pago y un modo historia para un jugador. En esta entrada voy a hablar solo del modo historia, no solo porque no me suelen interesar los modos online, sino porque a estas alturas seguramente los servidores estarán caídos o vacíos.
La historia narra las aventuras del joven Ethan Waber, que se unirá a los GUARDIANS para defender el Sistema Gurhal del ataque de unas extrañas criaturas corrompedoras llamadas SEED.





En una galaxia lejana, descansa un sol rodeado por tres planetas: El Sistema Gurhal. Allí habitan los humanos y sus creaciones: Newmans, CAST y Beasts.
Hace cien años, hubo una gran guerra entre razas, hasta que finalmente llegó la paz. Pero en esta era, se avecinan de nuevo tiempos oscuros.

Phantasy Star Universe está ambientado en una base espacial futurista habitada por tres razas además de los humanos, los Newmans, que suelen recibir el nombre de elfos (humanos con orejas largas, vaya); los CASTS, unos robots humanoides que pueden reemplazar las piezas de su cuerpo; y los Beasts, humanos con rasgos animales que pueden llegar a transformarse en bestias grandes y muy poderosas.
Los enemigos, SEED, unas extrañas semillas que corrompen la tierra y a sus criaturas, volviéndolos salvajes y agresivos. 

Aunque en el modo online podíamos elegir cualquiera de las cuatro razas, en el modo historia controlaremos a Ethan Waber, acompañado a menudo por miembros de otras razas, en su lucha por derrotar a SEED de una vez por todas y salvar a los seres vivos de Gurhal.
Me ha parecido oportuno empezar esta vez por la situación y la trama.
Con una premisa bastante sencilla, todo depende del cómo se hagan las cosas. Y lo cierto es que Phantasy Star Universe hace las cosas de un modo... simple, mil veces visto

Lo cierto es que el plantel de personajes no es malo, pero se nota desaprovechado. Lo mismo ocurre con una trama que promete, pero no cumple. Empieza, y va avanzando de forma que siempre parece un preludio a algo más. Cuando parece que se empieza a poner interesante, sigue postergándose hasta llegar al final. Y así, antes de ponerse realmente interesante, la historia termina.
Lo mismo pasa con el protagonista. ¿Qué pinta realmente? En muchas ocasiones uno desearía poder elegir un personaje propio, personalizarlo... y hacer lo mismo, porque no afectaría demasiado. Y esto podemos aplicarlo al villano principal y otros personajes, que se notan forzados a menudo a ejercer su papel en la trama.
Y es una pena, porque PSU tenía material para hacer un mundo genial y una historia como mínimo intrigante.

Si nos vamos a la jugabilidad, nos encontramos exactamente lo mismo. La base sobre la que se sustentan los elementos es buena, y pudo dar pie a un juego de una calidad sobresaliente, pero se conformó con funcionar y perdió la oportunidad de destacar por encima de la media. El control de las armas funciona pero resulta torpe y lento en muchas ocasiones. El control de cámara, el uso de objetos, la variedad de armas... todo está ahí y su uso es más que correcto, sin alardes ni motivos de quejas.
Pero, si bien el combate es algo lento, el principal problema de Phantasy Star Universe es la linealidad. Vale, he escuchado demasiado a menudo utilizar el adjetivo "lineal" para calificar negativamente un juego, así que empezaré aclarando que el hecho de que el camino de un juego sea un pasillo no tiene por qué ser necesariamente malo. Sin embargo, en este caso lo es, pues los lugares que visitamos a través de los diferentes mundos son pasillos que no ofrecen variedad, y nos obligan a limitarnos a hacer dos cosas: Caminar hacia delante y matar a los mismos enemigos una y otra vez para conseguir llaves que nos abran el camino hacia delante. La variedad de enemigos, con la excusa de que todos provienen de SEED, es escasa, aunque no de una forma exagerada. Este modo de avanzar resulta cansino tras varias horas, y supone el mayor agravio jugable de PSU
En cuanto a los elementos de personalización y rol, podemos elegir entre tres clases, una equilibrada, otra especializada en ataques a distancia y la otra especializada en magia. El problema es que tenemos un único personaje que controlar y las clases suben de nivel, de modo que lo más viable es usar la misma clase todo el tiempo. A mi parecer, existía una clara jerarquía en dichas clases, siendo fácil diferenciar la peor y la mejor, pero no profundicé lo suficiente para asegurarme y saqué puntos positivos y negativos a las tres. Por otro lado, hay algunos elementos de personalización del aspecto que, durante el modo historia, se limitan a la vestimenta de un humano masculino, pero en el modo Extra (En el que podemos crear nuestro personaje eligiendo entre Humanos, Newmans, Beats y los robots CASTs), cada tipo de unidad tiene sus ropajes propios para personalizar a nuestro personaje. Son pocos, la verdad, pero podrían ser menos.

En cuanto a la dificultad y duración, el juego nos durará, solo en la historia principal de Ethan Waber, entre 25 y 30 horas, a lo largo de 12 capítulos. Dado que el online ya no está operativo, y suponiendo que no querremos repetir misiones con Ethan (No es necesario, y son solo las mismas), el elemento que expandirá la duración será el modo Extra, para pasarnos el juego con un personaje personalizado. La dificultad exige andarse con ojo bastante a menudo si no queremos morir, y aunque los puntos de control no andan muy lejos entre sí, están los suficientemente apartados para que tengamos que tener cuidado de vez en cuando. Si bien no es un juego muy difícil, es un juego que no se pasa solo, y exige que tengamos cuidado al elegir nuestros movimientos, especialmente en la recta final.


Pasamos a los gráficos y el diseño. Cuando salió PSU, las consolas que lo recibieron ya llevaban un buen tiempo en el mercado. Estábamos a finales de 2006, y consolas como PS2 habían dado a luz a titanes gráficos como Dragon Quest 8 o Final Fantasy XII, si miramos RPGs con mundos expansivos.
Está claro que PSU no tiene nada que hacer frente a ellos, lo que no quiere decir que su potencial gráfico esté a un bajo nivel. Los personajes, los enemigos, los mapas... lucen más que correctamente, a un buen nivel. A los mapas podemos ponerles la pega de que son iguales en toda su trayectoria, contribuyendo a que la linealidad de los escenarios se haga más pesada. En cuanto a los enemigos, su diseño también se repite más de lo necesario.
Y hay otra cosa que también hay que mencionar, o al menos a mí me parece de lo más relevante cuando me encuentro con un juego sobre viajes espaciales (que hay unos cuantos), y es la originalidad del diseño de los escenarios. No estamos en un lugar limitado por la geología, tenemos toda la libertad para crear escenarios únicos.
¿Aprovecha PSU esta libertad? Pues... más o menos. Aunque las grandes ciudades son bastante tópicas (la típica Metrópolis, la serena ciudad oriental... ), hay algunos escenarios que lucen bastante bien y al menos son distintos a lo que ya hemos visto una y otra vez. Quizá no sean un gran estallido de originalidad, pero al menos son cosas que no podemos ver en nuestro planeta.

Por último, la música. Es posiblemente el apartado que mejor funciona. Todos los demás, hasta ahora, tienen un nivel aceptable pero se quedan a un paso de ofrecer algo especial. La música, en cambio, sí mantiene un nivel muy bueno en todo momento. Los temas de los escenarios que atravesaremos serán agradables de escuchar en todo momento y ayudarán a deshacer parte del cansancio de la linealidad de los mapas, con temas que no se nos harán cansinos ni repetitivos.
Algunos ejemplos:


Tema de una de las ciudades




Tema de uno de los primeros escenarios

La mayoría de los temas de zona suenan como ese último. Es una música activa y con vida, contrastando con la solemnidad de los temas de las ciudades.
No estamos ante una banda sonora maestra, pero indudablemente se trata de una música eficaz y de calidad, y el apartado más sólido del juego.


Así pues, podemos concluir diciendo que Phantasy Star Universe es un juego que parte de una base excelente para lograr un juego de gran calidad, pero se queda a medio camino en muchos aspectos. Si tan solo hubiera mejorado un poco cada apartado, sin duda sería un juego que recomendaría sin más.
Pero en su estado actual, es un juego que funciona pero se olvida rápido, y que es susceptible de resultar cansino para el jugador.
Si te gustan los RPGs de acción y lo que he dicho te convence, entonces adelante.

0 comentarios:

Publicar un comentario